¿QUIÉNES SOMOS? DR. ALDO CASTAÑEDA LOGROS ¡AYÚDANOS! NOTICIAS Y EVENTOS INFORMES CONTACTO
 
EVENTOS
 QUIZ NIGHT: Remembering the 80s & 90s
 
EVENTOS
ECOEXPO 2014
 
EVENTOS
Únete al Programa de Padrinos "Unidos de Corazón"
 
EVENTOS
Increíble noche de Bingo "Unidos de Corazón"
 
EVENTOS
Donación "I Caminata Unidos de Corazón" ¡GRACIAS!  
 
EVENTOS
¡Gracias por su apoyo! I Caminata Familiar "Unidos de Corazón"
 
EVENTOS
Donación Fundación Infantil Ronald McDonald "McDía Feliz 2013"
 
EVENTOS
Renovación Sala Familiar gracias a Fundación Infantil Ronald McDonald
LOGIN
Usuario

Contraseña

Recordar
¿Perdió su contraseña?

DR. ALDO CASTAÑEDA

¿Quién es el Dr. Aldo Castañeda?

Sus aportes le han valido ser reconocido mundialmente como uno de los pioneros de la Cirugía Cardíaca Pediátrica y su contribución al tratamiento quirúrgico de enfermedad cardiaca congénita, en particular, ha probado ser de importancia histórica.

Después de retirarse del liderazgo del Hospital de Niños de Boston y Escuela de Medicina de Harvard, en el año 1997 el Dr. Castañeda decide regresar a Guatemala para desarrollar un proyecto de gran envergadura, la creación de una Unidad Cardiovascular Pediátrica, que se convirtiera en centro de referencia a nivel nacional, centroamericano y del Caribe para el diagnóstico y tratamiento de niños con enfermedades congénitas del corazón.

Biografía
(click para desplegar)

 
Con la creación de la Fundación Aldo Castañeda en (1998), el Dr. Castañeda adquiere el compromiso de equipar, amueblar y organizar la sección Pediátrica de UNICAR.

Fue así como hizo un llamado a sus ex alumnos profesionales que trabajan en diferentes países del mundo, amigos en el extranjero e instituciones privadas en Guatemala para conseguir fondos y equipo que permitieran cumplir con dicho compromiso.

Desde su creación hasta la fecha, la Sección Pediátrica de UNICAR se coloca a la vanguardia en la corrección y tratamiento de las malformaciones congénitas del corazón de muchos niños.

El Dr. Castañeda es miembro de 42 sociedades internacionales y científicas en 20 de las cuales es un miembro honorario.

Su carrera académica ha sido distinguida por muchos premios por sus contribuciones científicas. Además, el Gobierno de Guatemala le ha otorgado la prestigiosa Orden del Quetzal en dos ocasiones y también lo ha honrado con la Orden de Atanasio Tzul por su devoción, trabajo incansable y desarrollo exitoso de un programa médico viable de pediatría cardiovascular en Guatemala.
En 2004 también recibió el premio humanitario de la Fundación Mundial del Corazón.